Lipoescultura

passage-of-time

Duración

2 - 3 h

syringe

Anestesia

Local y sedación, en ocasiones* epidural o general

bed

Ingreso

Ambulante, en ocasiones* 24 horas

recovered

Recuperación

2 - 4 días
En procedimientos
extensos: 10 - 15 días

* Depende de la gravedad de la operación o de peculiaridades de la misma. Consulte su caso con su médico para más información.

Utilizando un aspirador de alta presión ó una jeringa conectada a cánulas de varios milímetros, es posible extraer células grasas a través de una pequeña incisión en la piel. Con este tratamiento de estética corporal, podemos tratar los acúmulos localizados de grasa. Aunque mediante liposucción podemos extraer grasa de cualquier zona donde ésta exista, la técnica se muestra especialmente útil en el tratamiento de los depósitos grasos que son resistentes a la dieta, son las denominadas «lipodistrofias», y cuyas localizaciones típicas son caderas, muslos, rodillas ó abdomen, entre otras.

Debido a que esta intervención solo quita grasa, no puede eliminar las depresiones existentes en algunas pieles conocidas como “piel de naranja” o también «celulitis”, si bien mejora notablemente el contorno y aspecto general de la zona tratada.

Tras el tratamiento deberá emplearse durante aproximadamente 1 mes una prenda de presoterapia ó faja que ayudará a contener la inflamación que acompaña los primeros días del postoperatorio de una liposucción, y posteriormente ayudará a readaptar la piel al nuevo contorno.

Nuestra filosofía: creemos que esta cirugía estética corporal no está indicada en casos de obesidad o sobrepeso importante. Sin embargo cuando tratamos acúmulos grasos localizados, la liposucción permite eliminar los resaltes que éstos ocasionan en la silueta, capacidad ésta que ha permitido acuñar el término de liposcultura, pues realmente las posibilidades que ofrece son muchas.

Abdominoplastia

passage-of-time

Duración

2 - 3 h

syringe

Anestesia

Epidural o general

bed

Ingreso

1 - 2 días*

recovered

Recuperación

Incorporación laboral:
2 - 3 semanas

* Depende de la gravedad de la operación o de peculiaridades de la misma. Consulte su caso con su médico para más información.

Es una intervención destinada a restaurar o mejorar la forma del abdomen.  Se realiza principalmente para quitar el exceso de piel y grasa acumulada a este nivel y/o para reforzar la pared abdominal debilitada tras los embarazos o pérdidas notables de peso.

Existe una técnica de citugía estética corporal que es una versión reducida de esta que denominamos Miniabdominoplastia, para casos con excesos cutáneos limitados.

Hay diferentes posibilidades de realizar una abdominoplastia. La técnica más común utiliza una incisión transversal a lo largo de la parte baja del abdomen, por encima de la zona pubiana. Otra incisión es necesaria para liberar el ombligo de la piel circundante. La piel se separa de la pared abdominal y se eleva hasta el nivel de la pared costal para poder estirarla convenientemente. Al mismo tiempo se realiza un tensado de la pared abdominal y un estrechamiento del abdomen a nivel de la cintura, mediante la aplicación de unas suturas que refuerzan la capa músculoaponeurótica del abdomen.

La diástasis es la separación entre los músculos rectos del abdomen. Esto es frecuente tras el embarazo, sobre todo en embarazos múltiples, y tiene como consecuencia la pérdida de la cintura y el abombamiento del abdomen. Es frecuente que la paciente refiera que se ve como si estuviera de varios meses de gestación. Esto no mejora con ejercicio ni con otros tratamientos. La única manera de lograr volver a juntar los músculos es mediante una intervención de cirugía estética corporal que consiste en la plicatura del recto abdominal. Con ello conseguimos un abdomen más recto y en muchos casos recuperar la cintura.

El exceso de piel se extirpa y se abre un pequeño orificio para extraer el ombligo en su nueva localización, que coincide con la anterior. Independientemente de la calidad de la sutura, las cicatrices tienden a ser permanentes, por lo que se procura dejarlas en las zonas habitualmente ocultas por la ropa interior o la de baño. La apariencia final de dicha cicatriz varia de un paciente a otro.

Las estrías son la consecuencia de la ruptura de las fibras elásticas de la dermis por el estiramiento de la piel más allá de su límite de elasticidad. En el abdomen, generalmente se sitúan por debajo del ombligo, que es la región de piel que se suele extirpar durante una abdominoplastia, por lo que estas estrías son eliminadas, siempre y cuando la piel de encima del ombligo que es la que ahora revestirá la porción inferior, estén libres de ellas.
En algunos casos, la realización de una abdominoplastia o estiramiento de la piel con resección cutánea y grasa, puede sustituirse por una liposucción, si el problema cosmético se debe básicamente a un cúmulo de grasa, y el exceso cutáneo es pequeño.

Actualmente es muy frecuente que se asocie LIPOSUCCION en los flancos y espalda para mejorar globalmente la estética corporal del tronco y no solo la región anterior del mismo.

Aumento de glúteos

passage-of-time

Duración

1 - 3 h

syringe

Anestesia

Local y sedación, en ocasiones* epidural o general

bed

Ingreso

Ambulante, en ocasiones* 24 horas

recovered

Recuperación

2 - 4 días
En procedimientos
extensos: 10 - 15 días

* Depende de la gravedad de la operación o de peculiaridades de la misma. Consulte su caso con su médico para más información.

La lipotransferencia glútea es una técnica de cirugía estética corporal que nos permite redefinir el contorno corporal y mejorar el resultado de las liposucciones. Cuando asociamos a una liposucción de flancos y trocánteres un aumento del glúteo con grasa, conseguimos una mejora del contorno, acentuando la cintura y aumentando la proyección del contorno glúteo.
Esta técnica aumenta el tiempo de la cirugía unos 20-30 minutos, pero merecerá la pena en aquellos casos en que exista un déficit de volumen a nivel de las nalgas.

TÉCNICA

El tejido graso extraído mediante la liposucción es tratado de forma cuidadosa, evitando en lo posible el contacto con el medio externo. Tras una preparación de dichas células, mediante su decantación, lavado con solución de Ringer lactado, y a veces centrifugación, son inyectadas en la zona alta del glúteo consiguiendo así mejorar posibles asimetrías, realzar el glúteo y subir el punto de máxima proyección dando un aspecto más juvenil.

Realizamos injertos de unos 150-300cc de grasa decantada en cada glúteo. Aunque realmente se pueden hacer injertos grasos de mayor volumen, esta técnica de injerto masivo de glúteos, conocida mundialmente como BBL (Brazilian Buttock Lift) acarrea mayores riesgos que no nos parecen razonables.

Las Ventajas del injerto graso sobre la cirugía con implantes de glúteos son bastantes. En primer lugar, no hay que emplear un cuerpo extraño, que tiene sus propias complicaciones (mal posición, rechazo, infección), el resultado tiende a ser más natural, y la recuperación es más rápida y menos dolorosa. No obstante en casos en los que no existan zonas donantes suficientes el empleo de un implante glúteo es necesario.

Lipoestructura Estética Corporal

passage-of-time

Duración

1 - 3 h

syringe

Anestesia

Local y sedación, en ocasiones* epidural o general

bed

Ingreso

Ambulante, en ocasiones* 24 horas

recovered

Recuperación

2 - 4 días
En procedimientos
extensos: 10 - 15 días

* Depende de la gravedad de la operación o de peculiaridades de la misma. Consulte su caso con su médico para más información.

En la actualidad muchas pacientes acuden a consulta para mejorar su estética corporal. A día de hoy, con las mejoras en las técnicas de injerto de grasa es mejor entender que no solo hay que retirar volumen de determinadas zonas del cuerpo sino que también puede ser muy conveniente aportarla a otras. Esto se puede hacer reutilizando la grasa que hemos extraído mediante liposucción. A esta técnica de injerto de tejido graso se le conoce como LIPOESTRUCTURA O LIPOFILLING. En el cuerpo femenino se entiende que hay zonas de “lipodistrofia” que sufren un cúmulo de grasa como los trocánteres -pistoleras-, los flancos, las piernas, etc. El problema reside en que hay otras zonas “de transición” o hundimiento que necesitan volumen y proyección para ser moldeadas y es la grasa extraída en la liposucción la que podemos emplear para dicho fin.

La utilización de la grasa del propio paciente, como material de relleno para restaurar y dar volumen, o remodelar el contorno corporal, nos evita la utilización de materiales sintéticos, que pueden ocasionar posibles complicaciones de reacción a cuerpo extraño, y posterior rechazo al tratarse de un cuerpo extraño.

Se puede definir a la grasa autóloga como el mejor material de relleno y el menos nocivo para el organismo, ya que se trata del tejido graso propio del paciente. Siempre que se cumplan las condiciones necesarias para su obtención y posterior manipulación, y los medios sean los adecuados para garantizar la supervivencia del tejido injertado en su nueva ubicación. La lipoestructura o filling de grasa es una técnica que consigue.

TÉCNICA

Para la obtención del tejido graso, y posterior implante, dependiendo de su extensión y cantidad puede hacerse desde con anestesia local solamente hasta anestesia local+ sedación, epidural o general.
Las zonas donantes de tejido graso más frecuentes son el abdomen, flancos. la cara interna de los muslos y rodillas, trocánteres (cartucheras) y papada.

La obtención del tejido graso, cuando existe el deseo de reutilizarlo en forma de injerto en otra área corporal debe tratarse de forma muy cuidadosa. Habitualmente se aspira, si se va a utilizar en pequeñas cantidades, con una pequeña cánula de punta de roma unida a una jeringa especial (luer-lock) y a presión negativa no muy alta, lo suficiente para aspirar pero no tan alta como para dañar las células grasas.

Seguidamente el tejido graso es centrifugado para conseguir separar en tres estratos, el aceite (ácidos grasos liberados de los adipocitos -células grasas- que se rompieron durante la extracción), la grasa pura (que será la que infiltraremos) y los fluidos anestésicos, y la sangre, ubicados en la parte inferior. Procederemos a separar la grasa pura del resto.
Para conseguir que la máxima cantidad de células grasa sobrevivan a las transferencias y que los resultados sean duraderos, la infiltración o injerto del tejido graso se realiza, a través de incisiones mínimas, cerca del área a tratar empleando micro cánula con la que se depositan pequeños implantes, creando filamentos grasos de 1mm aproximadamente de diámetro; de tal manera que exista una distancia mínima de 2 mm entre ellos para garantizar su posterior supervivencia.

Lifting de muslos

passage-of-time

Duración

2 - 3 h

syringe

Anestesia

Epidural o general

bed

Ingreso

24 horas o ambulante

recovered

Recuperación

Incorporación laboral:
2 - 3 semanas

* Depende de la gravedad de la operación o de peculiaridades de la misma. Consulte su caso con su médico para más información.

Intervención destinada a corregir la flaccidez cutánea existente en la parte superior e interna del muslo y que no se corrige habitualmente mediante ejercicio y dieta.

La técnica más común utiliza una incisión a nivel de la ingle, que sigue la curvatura de la parte interna del muslo. Según el grado de flaccidez requerirá una mayor prolongación hacia la parte posterior del gluteo. Este es el gran inconveniente de esta cirugía. Creemos que puede estar justificada cuando existe un exceso de piel importante.

muslos