AUTOEXPLORACIÓN MAMARIA: La primera herramienta contra el Cáncer de mama

AUTOEXPLORACIÓN MAMARIA: La primera herramienta contra el Cáncer de mama
17 noviembre, 2020 0

El pasado 19 de octubre celebramos el Día Internacional contra el Cáncer de Mama. Un día de gran relevancia pues muchas mujeres tienen que luchar diariamente en sus vidas contra esta enfermedad. Y por este motivo, queremos ayudar y aconsejar a las mujeres para prevenir esta situación hablando en profundidad de la autoexploración mamaria.

En el caso de tener la mala suerte de padecer un Cáncer de mama, no será lo mismo, detectarlo en sus estadíos más precoces que si ya se encuentra avanzado. Una herramienta muy útil para detectar con tiempo un Cáncer de mama es la autoexploración mamaria. Desgraciadamente todavía hay muchas mujeres que no están bien concienciadas de su necesidad. Por ello, vamos a poner nuestro granito de arena para cambiar las cosas y aconsejar de cómo debe realizarse correctamente:

Se estima que el 40% de los casos de cáncer de mama se detectan mediante el auto-examen. No tengáis pereza, se tarda menos de 10 minutos en hacerse un correcto autoexamen de mamas.

¿Cuándo?

 

Las mamas, sometidas a los influjos hormonales del ciclo menstrual, suelen cambiar en cuanto a consistencia a lo largo del mismo. Así que no será igual de fácil detectar un cambio cuando la mama está más turgente e incluso molesta al tacto que cuando está más blanda. Por ello es mejor realizar el autoexamen cuando la mama se encuentra menos “inflamada”, lo cual suele coincidir con la semana posterior a la finalización del periodo. Para las mujeres que no tienen el periodo, deben adoptar la rutina de autoexaminarse alrededor de la misma fecha cada mes. De la regularidad de estos controles puede depender tu vida.

¿Cómo?

Autoexploración mamaria

Conviene empezar poniéndonos frente al espejo y observando la mama de frente y de lado, primero con los brazos pegados al cuerpo y luego elevándolos por encima de la cabeza. Con ello buscamos protuberancias en el contorno de la mama o retracciones en la piel, que nos puedan estar indicado un cambio bajo la misma.

Hay que confirmar que las mamas tiene el color y tamaño habitual. Otra zona en la que debemos fijarnos es en los pezones. Un pezón que empiece a invertirse, se muestre escamoso, rojo o con la piel inflamada debe ser motivo más que suficiente para consultar al médico.

Los cambios en la textura de la piel también pueden constituir un signo de alarma. Un signo de cáncer de mama puede ser la aparición de lo que se llama piel en cáscara de naranja, donde los poros aparecen más grandes y profundos de lo normal, debido a una inflamación de la piel.

También hay que inspeccionar si por los pezones se vierte algún tipo de fluido. Pueden ser especialmente sospechosos si son de líquido amarillento o sanguinolento. El vertido de líquido lechoso fuera del periodo de amamantamiento no suele ser indicativo de cáncer pero no es un hecho normal, así que también habrá que consultar con el médico.¡

autoexploración mamaria

Lo siguiente será palpar la mama. Para ello con el brazo del lado de la mama que estamos explorando levantado y colocado por encima de la cabeza, con las yemas (no las puntas) de los dedos 2º, 3º y 4º de la mano contraria iremos presionando la mama describiendo pequeños círculos. Deberemos aplicar presión suave para palpar el tejido más próximo a la piel, presión media para palpar un poco más profundo, y presión más firme para palpar el tejido más profundo y próximo a las costillas. Hay que asegurarse de utilizar todos los niveles de presión antes de pasar a la siguiente zona.

Seguiremos un orden, para que ninguna zona de la mama escape al autoexamen. Generalmente debemos ir desde la zona más periférica hacia la zona del pezón. Debemos también explorar las axilas. Con esta palpación buscamos protuberancias/nódulos u otras anormalidades como sensibilidad del pezón, depresiones, y aumentos de consistencia de nueva aparición.

Esta misma exploración deberás realizarla tumbada, pues con ello el tejido se expande y puede facilitar la palpación de algunas áreas de las mamas, especialmente cuando estas tienen cierto tamaño.

Si tienes hecho un aumento de mama con implante conviene que tu cirujano te ayude a distinguir entre el borde de la prótesis y el tejido mamario.

NOTA FINAL:

Las autoexploraciones son necesarios para que conozcas tu propio pecho y detectes cualquier cambio de forma precoz, pero no debe sustituir a las revisiones médicas periódicas que cualquier mujer debería realizarse. Ginecólogos y Cirujanos Generales son los especialistas que debes seleccionar para este tipo de controles. Especialmente aquellos que muestren una formación específica en senología.

Esperamos que os haya sido de gran utilidad el artículo, y sobre todo, haya sido interesante ante vuestras posibles dudas sobre cómo hacer correctamente una autoexploración mamaria. Si os ha gustado, comparte este artículo con tu comunidad. En nuestra página de Facebook  e Instagram subimos cantidad de contenido variado todas las semanas sobre cirugía, tratamientos, consejos de belleza y salud, frases motivadoras y mucho más, ¡síguenos!

En el caso de querer información adicional sobre nosotros, nuestro centro, los tratamientos que realizamos, pedir tu cita o resolver alguna duda, entra en cualquiera de las secciones de nuestra web y abajo del todo encontrarás un formulario donde podrás dejarnos tu mensaje, además de nuestro correo, teléfono y un mapa con nuestra dirección.

Cáncer de mama

 

Leave a comment