El trasfondo de la cirugía estética: todos tenemos derecho a sentirnos bien

El trasfondo de la cirugía estética: todos tenemos derecho a sentirnos bien
13 febrero, 2020 0

En la actualidad, la cirugía estética ya no es un lujo al alcance solo de unos pocos, además, no es concebida únicamente como un hecho superficial. Por todo ello cada vez está más aceptada en la sociedad. Tiende a generalizarse la idea de que uno tiene derecho a sentirse bien consigo mismo y para ello es lícito utilizar todas las herramientas a su alcance.

Acostumbrábamos a pensar que la cirugía estética era más bien un recurso al servicio del capricho del ser humano, pero nos olvidábamos de su trasfondo, del hecho de que a través de ella las personas pueden reconciliarse con su físico y ayudarles a sentirse bien consigo mismos, a llevar una vida distinta, amarse y ser amados. Porque como sabemos, aunque siempre quede genial decir que tienen que querernos tal y como somos, es cierto, pero si una persona no está a gusto consigo mismo, le resultará muy difícil alcanzar dicho propósito.

Como apertura a nuestro reciente blog, hoy vamos a centrarlo en las ventajas que puede aportar a la vida de una persona realizarse un procedimiento de cirugía estética o estética médica, más allá de los pensamientos genéricos, ya que nuestro fin como profesionales de la cirugía plástica es hacer felices a todo el que pasa por nuestra clínica para ‘‘remodelarse’’.

Pero antes de comenzar, recordamos que aunque la cirugía puede mejorar la vida de los pacientes, tenemos que tener siempre presente que no es una varita mágica y que el éxito personal y la felicidad dependen de múltiples factores, ajenos a la apariencia física de la persona.

Es importante conocer que la cirugía también sirve para solucionar o mejorar problemas de salud, como los problemas de espalda asociados a la presencia de unas mamas excesivamente grandes, o los problemas funcionales generados como resultado de accidentes o quemaduras, cirugías oncológicas como las mastectomías o infinidad de malformaciones congénitas.

Dicho esto, enumeramos algunas de las ventajas que puede aportar a las personas los tratamientos de cirugías estética y estética médica.

1. Mejora la autoestima a largo plazo

sonrisa

Cuando uno decide someterse a alguna intervención de este tipo el fin es cambiar o mejorar un aspecto físico que no le agrada, lo que posteriormente (si las expectativas se cumplen) se convertirá en una subida de autoestima, al ayudar a superar los complejos asociados al defecto físico tratado.

2. Enriquece la vida social

Esta es otra de las consecuencias de pasar por el quirófano para superar algún tipo de complejo, ya que la persona, al sentirse más seguro de sí misma, vivirá más libremente, con más independiencia del juicio de los demás, lo que con frecuencia se traducirá en más ganas de salir, de hacer quedadas…en definitiva, de “dejarse ver”.

3. Cambios en la vestimenta: te sientes bien por fuera y por dentro

ropa

Diversos estudios afirman que más de la mitad de los pacientes operados de cirugía plástica cambian su manera de vestir gracias a sentirse mucho más atractivos.

4. Propicia las actividades de grupo

actividades

Las personas que se han sometido a una cirugía estética y sienten que su apariencia externa ha mejorado, se verán más seguras para practicar actividades que las pongan en contacto con otras personas. Senderismo, yoga, running…son sólo algunos ejemplos. Entre ellos podría estar también salir con los amigos a cenar o cualquier otro plan de salir al mundo y relacionarse.

5. Mejora la vida sexual

amor

Existen análisis que demuestran que más del 80 % de las pacientes de cirugía mamaria de algún tipo, han experimentado una clara mejora en sus relaciones sexuales. Es el resultado de la seguridad en uno mismo que pueden llegar a aportar.


Añadimos que para que los beneficios se consigan, antes de someterse a una intervención de cirugía plástica el paciente debe determinar cuáles son sus objetivos y tener claras determinadas premisas, como que la cirugía no le hará parecerse a nadie y que operándose no logrará un trato mejor por parte de los demás.

Muchos pacientes han afirmado que la cirugía plástica les ha devuelto las ganas de vivir. Pero es cierto que unas expectativas irrealistas respecto al tipo de cambio que puede obtenerse, puede generar un sentimiento de frustración muy importante. Por ello es esencial que la persona que se acerca a informarse sobre estos tratamientos sea muy sincera expresando lo que espera, y por consiguiente, que se someta al tratamiento si lo que espera se parece a lo que le ofrecen y siempre y cuando le den pruebas de que ese tipo de cambio es posible.

Leave a comment