Injerto graso facial: Micrograft, Snif y Nanofat

Injerto graso facial: Micrograft, Snif y Nanofat
25 agosto, 2020 0

La forma en que distintos procesos se combinan durante el envejecimiento y cómo unos predominan sobre otros explican porque unas personas envejecen de una manera y otras de otra. El descolgamiento de los tejidos de la cara, los cambios de volumen en los compartimentos grasos de esta, y la aparición de arrugas en la piel son distintos procesos que nos ocurren conforme vamos envejeciendo.

Una gran parte de una apariencia envejecida se debe a la pérdida de volumen. Esto se puede resolver mediante el injerto de grasa.

El Lipofilling es un término global que define a todas las técnicas que emplean la transferencia de nuestro propio tejido graso para aumentar el volumen de cualquier área del cuerpo. Mediante liposucción de la zona donante que se decida, se extraen porciones de tejido graso (que contiene mayormente adipocitos -células de depósito graso- pero también células del tejido de soporte). Posteriormente ese tejido graso se somete o no a un procesamiento y es injertado en la zona receptora que queramos tratar.

Dentro de las técnicas de transferencia de tejido graso o sus derivados, podríamos distinguir, siguiendo a los Dres. Tonnard y Verpaele, tres técnicas:

injerto graso facial

  1. El Lipofilling propiamente dicho, en el que la grasa se extrae y se injerta mediante el empleo de cánulas finas. Tiene por objeto aumentar el volumen de áreas concretas como pómulos, tear-trough (surco de las lágrimas), mentón, mejillas… Cuando se hace injertando partículas finas de tejido graso, a la técnica se le llama Microfat Grafting, y es nuestra técnica preferida para el injerto graso del área periorbitaria. Para ello hace falta extraer la grasa de la zona donante que se elija con cánulas especiales, que posibilite que esas porciones de tejido graso que será transferido.
  2. El Snif (injerto graso intradérmico con aguja), con el que se injertarían porciones más pequeñas de tejido graso a nivel superficial para tratar arrugas más finas.
  3. El Nanofat es el siguiente nivel. Con esta técnica la grasa se procesa, haciéndola pasar por un proceso de emulsificación, de manera que realmente lo que se inyecta en la piel ya no son células grasas (adipocitos) viables, sino las células madre pluripotenciales contenidas en el tejido graso. Es un tratamiento regenerativo y no para aportar volumen. Se emplea para tratar la oscuridad periorbitaria (dark circles) y el envejecimiento del cuello y escote. La calidad de la piel mejora con esta técnica.

Buenos ejemplos de estas técnicas podemos encontrarlo en el siguiente enlace. Presentamos a los Dres. Tonnard y Verpaele, a los cuales seguimos desde hace años, pues de ellos aprendimos en Gantes (Bélgica) su técnica de minilift, el MACS lift. Son los autores de la técnica del Snif y Nanofat y de ellos es este video en el que podemos encontrar los detalles de las distintas técnicas y resultados que se puede conseguir.

Realmente el tejido graso tiene mucho que decir en nuestra especialidad. El lipofilling facial en cualquiera de sus variantes es ofrecido o realizado en el 90% de todos los tratamientos quirúrgicos de rejuvenecimiento facial que realizamos. A continuación os mostramos el material específico con el que realizamos estas técnicas (Microfat y Nanofat).

Injerto graso facial Microfat y nanofat

Esperamos que os haya parecido interesante el artículo, y sobre todo, haya sido una ventana abierta a vuestras posibles dudas sobre este tipo de cirugía facial. Si os ha gustado, comparte este artículo con tu comunidad. En nuestra página de Facebook subimos cantidad de contenido variado todas las semanas sobre cirugía, tratamientos, consejos de belleza, frases motivadoras y mucho más, ¡síguenos!

Si quieres recibir información adicional sobre nosotros, resolver alguna duda o pedir tu cita, entra en cualquiera de las secciones de nuestra web y abajo del todo encontrarás un formulario donde podrás dejarnos tu mensaje, además de nuestro correo, teléfono y un mapa con nuestra dirección.

Leave a comment